Granada: tan renacentista, tan bella. La Alhambra es el símbolo de una ciudad que ha sido testigo de importantes episodios de la historia de las religiones.