Lo importante no es tanto el destino como el viaje.