Echamos la tarde en el Café Alma con nuestras familias españolas. Fue una buena excusa para pasar la tarde en buena compañía y comiendo unas tartas fantásticas. Aquí van algunas fotos: