Paseamos por una Segovia romana, judía, musulmana y cristiana. La arquitectura y el trazado urbano dejaban pruebas de un pasado de distintas civilizaciones.